Historias‎ > ‎

Calle Calibío, la del Palacio de la Cultura

publicado a la‎(s)‎ 2 nov. 2014 9:50 por Admin Comuna 10   [ actualizado el 2 nov. 2014 9:52 ]

Esta calle tiene su propio sello histórico, tal como es el Palacio de Calibío (antigua gobernación). Una huella que se salvó de la maquinaria indolente, demoledora del patrimonio arquitectónico, conformada por gobernantes y empresarios de Medellín. Calibío, calle 53, incluye la “Calle El Codo” y va desde la carrera Palacé hasta la carrera Tenerife. A finales del siglo XIX se inició, en Calibío, la Imprenta Departamental de Antioquia, existió la imprenta del periódico El Sol y en la misma calle nació el periódico El Espectador en marzo de 1887. Aún se conserva, en ese lugar, una placa alusiva a ese hecho histórico.

EL PALACIO

Fue conocido como Palacio de Calibío, Gobernación de Antioquia, Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe, hoy Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia. Desde cuando se trasladó la gobernación de Santa Fe de Antioquia, para Medellín, el 17 de abril de 1826, se pensó en una construcción acorde con las necesidades.

En 1920, el General Pedro Nel Ospina contrató al arquitecto belga Agustín Goovaerts para que se encargara del diseño de las más importantes obras públicas de infraestructura en Antioquia, incluyendo entre estas al Palacio de Gobierno. El proyecto inicial constaba de cinco niveles, desde el sótano hasta el altillo. En esta área se distribuían 315 habitaciones para los diferentes despachos, un gran salón para la Asamblea Departamental, un depósito, una imprenta, una biblioteca, un archivo, un museo y los recintos del Gobernador, todos estos escenarios construidos en un estilo gótico renacentista propuesto por Goovaerts.1

Al fin, se construyó un poco más de la cuarta parte de lo que tenía pensado, en varias etapas. La etapa inicial, entre los años 1925 a 1930. Construcción de una sección sobre la calle Calibío y la carrera Bolívar para alojar el Archivo y la Asamblea Departamental. Los trabajos debieron suspenderse por orden del Gobernador Camilo C. Restrepo durante la crisis de 1929. Con tres de sus hijas nacidas en Antioquia, el arquitecto Agustín Goovaerts y su familia regresaron el 17 de agosto de 1928 a Bélgica. Es importante recordar que además del Palacio, fueron muchos otros los edificios construidos por Goovaerts en Colombia, y en Medellín obras como: Hotel Europa y Teatro Junín. Medellín, 1922. Edificio Calpe, 1924. Asilo de Ancianos, 1922. Reforma de Iglesia de La América, 1925.

Etapa Blanca en la época de 1932 a 1936. Después de cuatro años, las labores de edificación fueron retomadas en 1932. Esta etapa constructiva abarcó la construcción de la unidad octogonal y del ala oriental, y las escaleras con sus correspondientes vestíbulos y balcones sobre la carrera Bolívar. Participó el ingeniero y arquitecto Jesús Mejía. De su labor se destaca la decoración de interiores del antiguo recinto de la Asamblea, hoy convertido en el Auditorio Luis López de Mesa, así como los relieves, en bronce, fundidos por Bernardo Vieco; el mural al fresco La Liberación de los Esclavos de Ignacio Gómez Jaramillo; los vitrales de cristales unidos con la antigua técnica del emplomado (unidos por finos cordones de plomo), de los hermanos Horacio y Arturo Longas; y la lámpara central.2

Etapa Oscura comprendida entre los años 1937 a 1965. Desde 1937 el Palacio fue abandonado por la administración pública y la generosidad de las áreas interiores y la altura en los diferentes niveles fueron aprovechadas para instalar oficinas. Los amplios vestíbulos, del inconcluso edificio, fueron cerrados con cercos improvisados. Debido a esta situación de deterioro se comenzó a proyectar la construcción de otro edificio como sede de gobierno que estaría localizado en los terrenos aledaños a la Estación del Ferrocarril.

Etapa Final en 1966 a 1987. Los arquitectos Gerardo Mejía, Gustavo Restrepo y Gustavo Aristizábal tuvieron la misión de concluir esta obra que, durante los últimos años, había cumplido funciones alejadas para las que inicialmente estaba propuesto. Finalmente, en 1982 y bajo la resolución 0002 del Consejo Nacional de Monumentos Nacionales, el Palacio alcanzó la categoría de monumento nacional de Colombia.

Después de que la administración departamental se trasladara al sector de La Alpujarra, el Palacio fue destinado, mediante la Ordenanza N° 59 de 1986 y N° 35 de 1988, a actividades culturales. Ese mismo año se dio inicio a la restauración de la edificación.

Etapa de Restauración de 1987 a 1998. El trabajo, realizado en este período, comprende la restauración del edificio y la adecuación para su nuevo uso.4

-- 

NOTAS: 1www.cultura.seduca.gov.co /

2www.cultura.seduca.gov.co

Texto y Foto por Carlos E. López Castro