Historias‎ > ‎

“Pónganla como quieran”: respuesta de la Alcaldía al problema con venteros

publicado a la‎(s)‎ 21 jul. 2014 8:51 por Admin Comuna 10   [ actualizado el 19 oct. 2014 13:50 ]
(Fotos y texto: Carlosé)


El pasado 16 de junio, un día después de realizadas las elecciones para presidente en Colombia, desde las 4 de la madrugada, se realizó un operativo entre CTI, la Sijin, Derecos Humanos, Secretaría de Gobierno, Inclusión Social y Familia, Subsecretaría de Espacio Público y la Policía Nacional, para sellar los locales del Centro Comercial Bazar de los Puentes, plataformas A y B. El cierre, se dijo al principio, obedeció a un informe de que en estas dos plataformas había una distribución de alucinógenos, con un índice muy alto y que había personas vendiendo teléfonos celulares robados. 

Esta razón la desmienten venteros que están perjudicados. Algunos de ellos, hablaron para Historias Contadas, y pidieron que no se revelaran sus  nombres.


Semanas después, Luis Fernando Suárez, vicealcalde de Seguridad y Gobernabilidad de Medellín, explicó que “las plataformas A y B de la unidad comercial serán demolidas en el marco del proyecto que adelanta la Alcaldía de la ciudad para transformar el centro de Medellín. Los cambios hacen parte de las intervenciones que hará Metroplús para estaciones de transferencia y estamos atentos al análisis técnico que harán Metroplús y Planeación para definir si en esa intervención se incluye la plataforma C”, indicó Suárez en entrevista para el diario El Colombiano.  “Ahí se hizo una intervención con la Fiscalía y se evidenció la grave problemática de delincuencia en el interior del bazar, que es un tema circunstancial y coincidente. Nosotros, de alguna manera, estábamos atentos a que avanzaran los estudios de Metroplús”, explicó el vicealcalde.


Uno de los comerciantes dijo a este medio de comunicación: “La Alcaldía de Medellín, para poder cumplir con el Metro, está incurriendo en una anomalía jurídica, social, económica y política porque está haciendo un atropello contra los comerciantes. Los propietarios no pudieron sacar sus mercancías. Les dijeron a las personas que estaban los locales sellados y que hasta nueva orden, no había posibilidad de entrar. Luego, dijeron que quienes demostraran que eran los dueños de los negocios, podían entrar a sacar las cosas. Entró gente que se llevó mercancías y no eran comerciantes. El municipio dijo que se llevó todo inventariado para Espacio Público. Pero eso no fue así. Se recogió en bolsas y se tiró como si fuera basura. Acabaron con el trabajo de comerciantes, durante muchos años. Los locales son de la Alcaldía, pero las mercancías pertenecen a los comerciantes”.

En cuanto a los afectados, una de las fuentes consultadas dice que son 398 venteros informales. Sumando algunos locales que estaban desocupados, el total son 426. En una de las listas de la Alcaldía, figuran 83 personas que tenían algún documento como dueños de negocios. Reubicaron 83, y los “315 restantes están perjudicados peleando con la policía para que los dejen trabajar debajo del viaducto del Metro”.

Pero si el vicealcalde dio esa versión a la prensa, a algunos comerciantes afectados la solución y la respuesta fue desafiante, expresa una de las fuentes consultadas: “El Secretario de Gobierno dijo inicialmente que tenía la decisión y después, que no. Le chutó la bolita al vicealcalde Luis Fernando Suárez. Éste dijo “Pónganla como quieran”.