Historias‎ > ‎

Reforma a la salud: de la enfermedad a la eutanasia

publicado a la‎(s)‎ 7 nov. 2013 11:31 por Admin Comuna 10   [ actualizado el 7 nov. 2013 11:58 ]

Por Carlos E. López Castro

El pasado 29 de octubre y 6 de noviembre, en las principales ciudades del país, se realizaron marchas para protestar por la tercera reforma a la Ley 100, de seguridad social. Se aprobó un nuevo proyecto de ley en segunda plenaria del Senado, está pendiente el trámite en Cámara para que se vuelva ley. Y no es para menos las protestas, si tenemos en cuanta que, contrario a lo que expresa el Ministro de Salud Alejandro Gaviria, desde los días en que comenzaron los debates en el Congreso sobre la reforma, diferentes sectores del gremio se han expresado en contra de lo propuesto, pues aseguran que esto mantiene y fortalece el negocio que se ha creado en torno a la salud. Sobre las especializaciones médicas, el ministro ha dicho que “para acabar con esta “mafia” (especialistas), es necesario permitir que sean los hospitales y no las universidades las que formen a los residentes para lograr que las elecciones sean a dedo”.

       Con batas blancas y cintas negras, marcharon estudiantes de especializaciones clínicas, internos, médicos, enfermeros, bacteriólogos, odontólogos y el sector salud en general exigiendo cambios en la reforma a la salud. En Medellín, los manifestantes repartieron volantes a los transeúntes donde expresaban: “Es una mentira que las EPS  se acaben, ahora se llamarán Gestoras y tendrán más poder que antes. Las Gestoras se quedarán con las “ganancias”, el dinero que no se use para atender a los pacientes (entre más servicios nieguen y menos paguen a sus trabajadores, ganarán más dinero). Los médicos Especialistas que en un futuro te atenderán a ti y a tu familia, ya no se 

formarán en universidades, sino en hospitales, con poca enseñanza y sin calidad. El POS no  desaparece, se llamará “MI PLAN”, y tendrá más restricciones, menos medicamentos. La  deuda millonaria de las EPS será olvidada, muchos hospitales quebrarán y cerrarán sus puertas”.       

Por otra parte, el paseo de la muerte va a continuar porque el manejo de la salud se le entraga a Salud Mía, y a las Gestoras de Salud.

       La presidente de la Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR), Carolina Corcho, explicó que el modelo se tiene que pensar entre el hospital y la universidad. “No es posible concebir el uno sin el otro ya que debe ser un hospital universitario el que brinde el servicio. En los pocos casos, cuando sólo lo hace el hospital, la calidad es menor. Hace cien años, Flexner dijo que ese modelo fracasa y que se debe hacer en conjunto con las universidades, pero en Colombia queremos retroceder cien años”, agregó.

       La situación en el sector de la salud sigue siendo tan caótica para los usuarios que ni las tutelas sirven para reclamar los derechos. Nueva EPS (antiguo Seguro Social), a pesar de que les exija un fallo de tutela, cada mes continúa negándole fórmulas (incidencia de desacato) a sus cotizantes y benficiarios adultos mayores, no obstante estén pagando cada mes, desde el año 1946, cuando se fundó el Seguro Social, en Colombia.

       Similar está la realidad para la reforma a la salud y el padecimiento de los pacientes: de la enfermedad a la eutanasia.