Historias‎ > ‎

Un Edil de la Comuna 10 para Medellín

publicado a la‎(s)‎ 17 oct. 2014 13:40 por Admin Comuna 10   [ actualizado el 19 oct. 2014 13:23 ]

La JAL de la Comuna 10 La Candelaria, es una junta líder que ha servido de modelo para las demás, pues se ha caracterizado por su transparencia, gestión social, deliberación, voluntad para hacer acuerdos, trabajar en equipo y proponer constantemente a la ciudad. Precisamente estas cualidades fueron las que hicieron que en días pasados, Henry Pérez fuera electo por los demás ediles de la ciudad como Presidente de ASOEDILES MEDELLÍN. En la ceremonia de posesión, que se realizó en la Asamblea Departamental, lo acompañaron el Secretario de Participación Ciudadana, algunos diputados y concejales.  

En entrevista exclusiva para esta pagina web, Henry nos contó cuáles son sus propósitos como presidente electo: “Mi gestión se basa en tres componentes. Buscar beneficios para los ediles en cuanto a seguridad social, seguridad de vida y honorarios por la labor en sesiones. Tener  una posición política, incluso la ley 1551 nos da muchos avales para exigir que los concejales municipales nos tengan en cuenta y como JAL nos deleguen ciertas funciones. Finalmente potencializar el desarrollo económico y articular la entidad privada y pública con los ediles para tener resultados concretos tanto en la parte económica como académica”.

Henry hizo énfasis en que para ser un líder y representar a una gran parte de la comunidad, es necesario sentir el problema y las necesidades de ésta. “El edil tiene que dignificarse, no solamente como persona sino también como un gran protagonista que conoce las necesidades verdaderas de la comunidad, la que vive en los barrios y calles de Medellín, debe ser una persona que sepa qué se necesita y vele por eso en instancias mayores. Porque nosotros somos de allá (la Comuna) y venimos de allá”, agregó Henry Pérez.


Finalmente, la invitación que hace, el hoy presidente de ASOEDILES MEDELLÍN, es que las demás Juntas Administradoras Locales de la ciudad trabajen en equipo, generen confianza y estén en constante aprendizaje y no se conviertan solamente en un instrumento político o en una figura pública, sino que continúen identificando las necesidades de la comunidad y desarrollando estrategias para suplirlas.

Por María Clara Alzate Arango – Carlos E. López C.