Historias‎ > ‎

Veeduría y participación al Jardín Circunvalar. Editorial de la revista Historias Contadas No. 79

publicado a la‎(s)‎ 2 feb. 2013 14:06 por Admin Comuna 10

La foto corresponde al Encuentro de las comunas 8, 9 y 10 para dialogar sobre el Cinturón Verde, realizado el 2 de febrero. 

Por Carlos E. López Castro 

El 5 y 6 de diciembre de 2012, se socializó uno de los proyecto de mayor inversión para Medellín: el Jardín Circunvalar (o Cinturón Verde). En el evento, algunos asistentes gritaron una consgina: “Jardín circunvalar no, no, no… huertas comunitarias sí, sí, sí”. Varios representantes de organizaciones comunitarias están preocupados porque el proyecto elevará el valor del suelo, dicen que no están en contra del proyecto sino de la forma como se está construyendo, sin tener en cuenta la participación comunitaria ni los Planes de Desarrollo de las comunas.

Esta obra, que iniciará su construcción en abril, para Margarita María Ángel Bernal, gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano, EDU, consiste en un proyecto que “busca propiciar un punto de encuentro entre lo urbano y lo rural mediante la recuperación ambiental, del hábitat, la movilidad y la accesibilidad. . . Entre abril y junio del 2013 comenzaría obras físicas.  Hemos pensado en la posibilidad de un monorriel y estamos trabajando el tema con posibles inversionistas privados”.

 

Aunque impactará en toda la ciudad, las zonas de más avance en los estudios son Pan de Azúcar (comuna 8), Picacho (comuna 6) y en el sector de La Honda y La Cruz (comuna 3).

En un comunicado, difundido en internet, algunos representantes de organizaciones comunitarias expresaron sus preocupaciones así: “Queremos una ladera para nosotros y no para los turistas, un territorio donde se pueda vivir dignamente y en paz, queremos no sólo infraestructura, sino también un desarrollo social, donde las familias puedan tener un empleo digno, que los niños se acuesten sin sentir hambre, que todas las personas más pobres tengan acceso a los servicios públicos domiciliarios, que podamos tener un buen servicio de salud las 24 horas al día, donde no existan viviendas a las que se les entre el agua cada vez que llueve y estén las familias con la incertidumbre que les vaya a venir un barranco encima. Exigimos respeto de parte de la Administración y que paremos el ejercicio de criminalización de la protesta, la alcaldía no debe temer al debate y a la crítica”.

Otras preocupaciones, de las familias que se verán afectadas, están relacionadas con el operador del proyecto que debería de ser la Secretaría de Medio Ambiente y no la Empresa de Desarrollo Urbano. Además no existe una mesa de concertación con la comunidad. Los interrogantes son interminables:  “Nos preguntamos qué pasará con los casi 5.000 predios catastrales que necesita el proyecto Cinturón Verde en la franja alta de las comuna 1, 3 y 8, muchos de ellos ubicados en retiros de quebradas o zonas de “alto riesgo”. ¿Cómo se adquirirán esos predios?, ¿cómo se va a hacer el pago por indemnizaciones? ¿Qué pasará con las familias que están por fuera de perímetro urbano? Además ¿Qué pasará con las familias que ya obtuvieron un subsidio de vivienda y que no aplican para otro tipo de subsidios? ¿Quedarán en la calle? ¿Va a haber desalojos?, ¿Los desplazados van a ser desplazados nuevamente?, ¿Ya están definidas las reubicaciones?, ¿Al hacer el cinturón verde a las personas les toca pagar impuestos más costosos?, ¿Qué sucederá con las familias que no tengan escrituras?, ¿Qué pasará con lotes que se tienen en posesión con sembrados, se reconocerá el trabajo realizado?

En otro comunicado, representantes de organizaciones, concluyen: “Seguimos insistiendo con nuestra propuesta: el eje transversal para el cinturón verde no puede ser un jardín circunvalar, debe ser la gestión y mitigación del riesgo, que permita el mejoramiento integral de los barrios (vivienda, servicios públicos, equipamientos educativos y de salud) y por lo tanto permita la permanencia de las comunidades de ladera en sus territorios para seguir fortaleciendo nuestro proyecto de vida”.

 

Comments